Playa de Ajabo. Costa Adeje, Tenerife Sur
Playas

Playa de Ajabo

Composición
Arena oscura
Servicios
Hamacas, duchas...

Playa situada en Callao Salvaje

La Playa de Ajabo es un lugar emblemático situado en Callao Salvaje.

Disfrutarás no sólo de la arena negra en contraste con las pequeñas olas de la orilla, sino del entorno ajardinado de piedra volcánica y las zonas de descanso y ocio de los alrededores.

Si te apetece dar un paseo encontrarás bares y restaurantes en los alrededores de la playa.

Información de interés

Tipo de playa: Semiurbana
Composición: Arena oscura
Longitud: 100m
Anchura: 20m
Corrientes: Fuertes corrientes
Ocupación: Moderada
Servicios: analíticas periódicas de agua, hamacas, duchas, bares / restaurantes

Antes de bañarte, fíjate en la señalización de la playa.

Bandera roja: prohibición del baño.

Bandera amarilla: precacución.

Bandera verde: las condiciones del baño son buenas.

Aunque no veas motivo aparente para la prohibición del baño, respeta las normas.

Si quieres nadar, hazlo en paralelo a la orilla, así no te alejarás de la costa.

Cuidado con las colchonetas, flotadores, etc... te pueden arrastrar mar adentro sin que de tes cuenta.

Respeta las zonas acotadas con balizas para otras actividades (motos acuáticas, pequeñas embarcaciones...)

No te tires de cabeza sin haber comprobado la profundidad del agua y si hay rocas en la zona.

Antes de salir al mar, vigila la meteorología. El viento y el mar pueden cambiar bruscamente en la costa.

Si vas a andar por zonas rocosas, utiliza calzado adecuado para evitar resbalar y mucho cuidado con los erizos.

Si te encuentras en apuros, nunca nades a contracorriente, espera a que la misma pierda intensidad y déjate llevar por la corriente, evitando las zonas donde rompen las olas.

Si observas en el mar a alguien en apuros o percibes retraso en el regreso de un familiar o amigo, avisa inmediatamente al 1-1-2.

Si no eres una persona experta en rescate acuático, no te lances a socorrer a nadie. Llama al 1-1-2.

El sol tiene efectos muy beneficiosos sobre nuestro organismo, estimulando la formación de vitamina A y D, además de contribuir a la mejora de nuestro estado de ánimo. Con una media de 300 días de sol año, es normal que intentemos disfutarlo, pero recueda que si quieres evitar quemaduras, una insolación o daños irreversibles, deberás tomar una serie de precauciones.

Utiliza cremas protectoras con filtros ultravioleta con un factor superior a 15. No solo en verano. La aplicación de protección solar debería realizarse cada dos horas.

Las nubes reducen la cantidad de rayos solares pero muchos de estos rayos las atraviesan. Así que también deberás protegerte en días nublados.

Son recomendables las gorras y las gafas de sol con protección UVA y UVB, intentando evitar las horas de mayor radiación solar (entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde).



Artículos

Te puede interesar